Acerca del proyecto

Cómo surge

Históricamente el IIBCE ha sido promotor de la alfabetización científica en nuestro país mediante la articulación con Instituciones educativas nacionales. Las distintas experiencias de divulgación que desarrollamos como charlas de divulgación, visitas guiadas y jornadas de puertas abiertas (IIBCE abierto) nos han demostrado que existe un fuerte entusiasmo de los escolares por descubrir el mundo de la ciencia. En particular, nuestra experiencia con las visitas guiadas indica que son una herramienta de verdadera significancia, ya que permiten mostrar la realidad de los investigadores, reforzar conocimientos previos y a la vez desmitificar conceptos erróneos en biología.

Un estudio realizado durante el 2015 por un grupo de investigadores de la institución en colaboración con docentes de diferentes centros de enseñanza, arroja experiencias interesantes sobre el efecto de las visitas guiadas en los niños de 6º año escolar. En el estudio, los escolares visitantes completaron una encuesta múltiple opción con preguntas generales sobre la fauna existente en nuestro país y preguntas específicas acerca de su miedo a las arañas. El mismo cuestionario fue realizado por el docente un mes después de la visita. Los resultados mostraron que los niños logran modificar su pensamiento basados en el conocimiento brindado durante la visita.

Sin embargo, este estudio también nos indica que los mitos y miedos basados en conceptos erróneos respecto a distintas temáticas científicas están mucho más arraigados y por lo tanto son más difíciles de reformular. Esto significa que debemos ahondar esfuerzos para llegar a los niños de manera cotidiana y que puedan incorporar en su vida diaria los diversos conceptos biológicos que se les enseña.

De esta manera surge este proyecto de divulgación científica.

El Equipo

Esta propuesta nuclea a cuatro equipos de jóvenes investigadoras que trabajan en distintas áreas del conocimiento: Neurociencias (Sabrina Cervetto y Rossana Perrone), Microbiología (Vanesa Amarelle y Cecilia Taulé), Ecología-Evolución (Maria Jose Albo, Camila Pavón, Irene Pandulli y Laura Montes de Oca) y Genética de la conservación (Natalia Mannise y Claudia Elizondo). Asimismo cuenta con la participación de una maestra consultora (Carla Nogueira) que asesora en las actividades y dinámicas a proponer.

Estos equipos trabajaron con los grupos de sexto año de las Escuelas Manuel Belgrano, Paraguay, Dardo Ortiz y Evaristo Ciganda. Cada grupo trabajó y profundizó en una única área, guiados por sus investigadores referentes.

Para entender cuál es el conocimiento previo de los niños en la temática, conceptos erróneos y miedos, el primer día en la clase realizamos una encuesta que fue específicamente generada para cada grupo y área del conocimiento. Con ella pudimos diagramar actividades como charlas y talleres que nos permitieron transmitir conocimientos biológicos actualizados y con esto derribar los miedos detectados y contribuir a incorporar conceptos certeros.

Las Actividades

Como parte de talleres se realizaron experimentos científicos, salidas de campo, representaciones teatrales, cuentos cortos y hasta historietas. También recibimos a los grupos escolares en el IIBCE, donde conocieron los laboratorios a través de actividades que los acercó a la cotidianeidad del quehacer científico. Al final de esta experiencia realizamos las mismas encuestas que hicimos a principio de año. Su análisis nos permitió verificar el impacto positivo de nuestro aporte a los niños.
Cada grupo de escolares en coordinación con la productora “La Casa del Árbol”, creó un cortometraje representando lo que aprendieron. Los mismos niños escribieron el guión, crearon la escenografía, actuaron y filmaron. Estos cuatro cortometrajes constituyen una miniserie donde queda plasmada la experiencia vivida por los niños, cuyo fin principal es servir de herramienta didáctica para utilizarse en las escuelas del país.