Microbiología

Las bacterias y la mala prensa

Estamos rodeados de publicidad que nos muestran a las bacterias como unos pequeños monstruos con dientes puntiagudos, de aspecto repugnante y claramente nocivos para nuestra salud y la de nuestros seres queridos. ¿Nos cuestionamos acaso la veracidad de lo que la publicidad nos muestra o salimos corriendo a comprar el producto?

¡Nadie quiere esos monstruos diminutos y de malos modales en sus alrededores!
Los avances en el conocimiento de estos microorganismos nos han permitido entender a las bacterias como agentes beneficiosos y necesarios en muchos aspectos de nuestra vida y de la vida del planeta.

Las bacterias presentes en nuestro cuerpo son necesarias para mantener el equilibrio y para protegernos de bacterias que son nocivas para nosotros. Investigamos sobre los antibióticos y por qué no debemos abusar de ellos, ya que no solo destruyen a las bacterias malas, sino que también afectan a nuestras bacterias buenas.

¡Por acá, por allá!, ¡por todos lados!

Foto 1: Taller crecimiento de bacterias. Pudimos comprobar que aunque no las veamos a simple vista, están presentes en todos lados.

Mediante un experimento pudimos poner a crecer bacterias presentes en distintos lugares. Así comprobamos que si bien son microscópicas, cuando están en grandes números forman colonias que podemos apreciar a simple vista. Y hay colonias de distintos tipos, de distinto color, de distinta forma.

¡Una para todas y todas para una!

Siempre jugando para aprender, hablamos de las distintas capacidades y propiedades que tiene las bacterias para sobrevivir y competir en su hábitat con otras bacterias y otros microorganismos. Las bacterias son capaces de desplazarse, comunicarse, asociarse entre ellas o con otras bacterias. Las bacterias no viven solas, viven en comunidad y tiene mecanismos para interactuar con sus vecinos. Esto lo conocimos jugando a la guerra de bacterias. El juego consistió en usar cartas con “poderes” bacterianos y competían según sus poderes.
Para entender la comunicación bacteriana también jugamos usando señales y receptores de colores ya que las bacterias emiten señales químicas que otras bacterias pueden entender solamente si pueden captar esta señal por medio de receptores. Jugamos formando comunidades, si la señal era reconocida por una cierta cantidad de individuos se desencadenaba una reacción. Descubrimos que las bacterias son capaces de intercambiar información genética. Las bacterias no sólo le pasan información genética a sus hijos, sino que pueden pasarse material genético entre ellas para enfrentar mejor ciertas condiciones.

Foto 2- Taller de comunicación entre bacterias y taller de guerra de bacterias. Jugamos para conocerlas un poco más.

¡Muchísimos más de lo que te imaginas!

¿Te pusiste a pensar qué alimentos comemos que dependan de alguna manera de la presencia de microorganismos?

En un taller práctico entendimos por qué leuda la masa que usamos para hacer pizza y pan. La masa tiene vida, ¡sí!. Utilizamos la levadura para ver cómo son capaces de generar gas si las alimentamos con azúcar y las mantenemos calentitas a una temperatura que les guste. Vimos que cuando están en las condiciones apropiadas el gas que producen ¡es capaz de inflar un globo!
Comparamos qué pasaba si no le dábamos azúcar o si las poníamos a bajas o altas temperaturas, ahí los globos no se inflaban tanto o no se inflaban nada. Ahora sabemos que la masa leudada es esponjosa porque las levaduras producen gas que queda retenido en la masa y estas burbujitas la vuelven así.
Comparamos qué pasaba si no le dábamos azúcar o si las poníamos a bajas o altas temperaturas, ahí los globos no se inflaban tanto o no se inflaban nada. Ahora sabemos que la masa leudada es esponjosa porque las levaduras producen gas que queda retenido en la masa y estas burbujitas la vuelven así.

Foto 3- Taller experimental qué alimentos tienen bacterias. Comprobamos mediante varios experimentos que las bacterias están presentes en nuestros alimentos.

¡Gracias microorganismos por todo lo que nos dan!

Ver Galería de fotos

Todas las fotos de los talleres